Ir al contenido principal

La pirámide del faraón

La pirámide del faraón

José Armando Arias, secretario general del Sindicato Nacional de la Construcción en México, reflexiona acerca del papel de las grandes edificaciones en la sociedad.


Cuando Keops, segundo faraón de la 4ª dinastía, ordenó la construcción de la pirámide que hoy lleva su nombre hace más de 4500 años, sin duda generó una enorme cantidad de trabajo y dio de comer a muchos súbditos y esclavos, sin embargo, no generó ninguna riqueza permanente a los habitantes del reino más allá del periodo de su ejecución. Ciertamente, obsequió beneficios para sus favoritos de la casta militar y sacerdotal, pero en realidad la obra no tuvo ninguna utilidad social y dejó exhaustas las arcas reales.


En pocas palabras, la pirámide y otras obras de similar esplendor no detonaron nuevas tecnologías conocidas, ni generaron abundancia en el reino y sólo pasarían a ser de interés y generar riquezas 4,500 años después para el moderno Egipto: a la cátedra universitaria, a hoteles, a líneas aéreas y a empresas turísticas, pero la obra como tal, no salvó a los egipcios de su miseria, pues durante milenios sólo representó la creencia y poder de un hombre que se suponía era “Dios”.

Milenios después, los proyectos de gran envergadura en países punteros de la economía mundial, no tienen como propósito la veneración, sino la generación de utilidad y riqueza, así como el objeto de convertirse en detonadores económicos y sociales para sus estados.

Dichas obras, nacen bajo un plan preconcebido y con un cuidadoso diseño que en muchas ocasiones, pasan por paneles de especialistas, abocados a una viabilidad técnica, económica y de utilidad social, viabilidades que sólo los expertos pueden decidir.

Es claro que la transformación del mundo y la inversión en grandes obras es una tarea altamente compleja, y su concepción y realización no pertenece a la ocurrencia lúdica.

En resumen, hoy presenciamos desdén por profesionistas y técnicos (grave error suponer que salen sobrando) y que es “muy fácil” ejecutar un pozo petrolero o construir una carretera. La única explicación quizás fuera del dogma político, la encontremos en una investigación sobre la competencia e incompetencia metacognitiva del individuo denominada el efecto Dunning-Kruger.

Este sesgo tiene como efecto que la persona que lo presenta no mide correctamente su habilidad y da por sentado que sus conocimientos y experiencia son por encima de la realidad, lo que en suma cancela la posibilidad de reconocer su ineptitud e incapacidad sobre ciertos conocimientos. Como sea, debemos esforzarnos en detener la devastación de una industria que es clave para la activación de una economía… Sin duda la vamos a necesitar.

José Armando Arias

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sindicatos Vende Placas de la Construcción - 2012

Crónica de extorsiones citadinas
Le transcribimos una pregunta que se convirtió en algún intercambio de ideas entre nuestra organización y un ciudadano de los muchos que son sorprendidos por organizaciones que se dedican solo a estafar.
Correo Enviado el 02 Sep. 2012 Nombre: José Ángel Villagómez
Pregunta
En diciembre quiero construir unos locales comerciales en un terreno de 120 m2 pero me han dicho que necesito aparte de los permisos municipales, una placa del sindicato de la construcción ¿Esto es obligatorio? y como se calcula el pago pues no se hasta donde llegue pues no tengo dinero para hacerlo de un jalón, me va a ayudar un amigo que es albañil y dice que el no sabe nada de dicho pago. Le agradezco que me pueda aclarar esto pues tengo dinero limitado y no quisiera tener algún problema. Yo creo que sólo debo pagar los permisos municipales y dichas placas son para obras grandes donde ocupan muchos trabajadores pero aquí solo seremos 3 y ya no se que hacer gracias.
Subject: S…

EL MITO DEL SINDICATO Y LA PLACA

De Placas,Bloqueos, Notificaciones , ParosMitosy Monitos
Placas / Mantas Sindicales
Existe unagran cantidad de “Sindicatos” dedicados a la única y exclusiva actividad de “venta” de laminas sindicales y pagar “derechos” o “cuotas” este pago además de ser totalmente irregular no tiene ninguna validez laboral ni contable, el único pago válido es aquel que se deriva de una relación sustentada en un contrato colectivo de trabajo debidamente registrado y depositado en la Junta de Conciliación respectiva, las placas sindicales por sí mismas no tienen ninguna validez ni representan elementojurídico de ninguna clase.
Bloqueo y Paro de Obras
También es práctica reciente que en algunas ciudades especialmente en el área metropolitana de la Ciudad de México, Toluca, Querétaro, San Luis Potosí, Oaxaca etc., grupos de individuos bloqueen las obras y exijan bajo amenazas el acarreo y la cuota sindical, al respecto les comentamos que ninguna organización seria, puede hacer esto y los invitamos a que denu…

INFONAVIT Y LA VENTA DE VIVIENDAS RECUPERADAS

Infonavit nace como un derecho de los trabajadores a adquirir una vivienda digna, esto se estipula desde los postulados básicos que recogiera el Constituyente de Querétaro en 1917 y que dan sus frutos el 5 de febrero cuando se promulga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Se aprobó por unanimidad el Artículo 123, Fracción XII, Apartado A, donde se estableció la obligación de los patrones de proporcionar a los trabajadores habitaciones cómodas e higiénicas, obligación que no se hizo efectiva sino hasta 1971, después de más de 53 años de lucha por ese derecho.
Actualmente esta institución sigue vigente y a pesar de altas y bajas en su diario acontecer ha decidido sigue subastar cientos de viviendas recuperadas de abandono malos usos y falta de pago comenzando por las ciudades de Aguascalientes, Mexicali, y algunas poblaciones del Estado de México.
El INFONAVIT diseño esteprograma de recuperación de viviendas abandonadas y rehabilitación del entorno donde éstas se encu…