EL MITO DEL SINDICATO Y LA PLACA



De Placas,  Bloqueos, Notificaciones , Paros  Mitos  y Monitos

Placas / Mantas Sindicales

Existe una  gran cantidad de “Sindicatos” dedicados a la única y exclusiva actividad de “venta” de laminas sindicales y pagar “derechos” o “cuotas” este pago además de ser totalmente irregular no tiene ninguna validez laboral ni contable, el único pago válido es aquel que se deriva de una relación sustentada en un contrato colectivo de trabajo debidamente registrado y depositado en la Junta de Conciliación respectiva, las placas sindicales por sí mismas no tienen ninguna validez ni representan elemento  jurídico de ninguna clase. 

Bloqueo y Paro de Obras

También es práctica reciente que en algunas ciudades especialmente en el área metropolitana de la Ciudad de México, Toluca, Querétaro, San Luis Potosí, Oaxaca etc.,  grupos de individuos bloqueen las obras y exijan bajo amenazas el acarreo y la cuota sindical, al respecto les comentamos que ninguna organización seria, puede hacer esto y los invitamos a que denuncien ante las autoridades respectivas pues la única manera de hacer paros es con un documento oficial en el que la junta respectiva acuerde el estallamiento a huelga, de no tenerlo la persona o personas que lo hagan estarán cometiendo un delito lisa y llanamente.

Notificaciones

Los emplazamientos a huelga que algunas juntas de conciliación reciben, NO dan derecho a parar una obra, solo son un documento que la autoridad recibe para su análisis y acuerdo y la autoridad es la única que puede emitir notificaciones, ningún sindicato puede emitir notificaciones pues no somos autoridad para hacerlo.

Emplazamientos previos al otorgamiento de la concesión o del fallo de obra

Es improcedente el emplazamiento a Huelga antes del fallo de obra respectivo o del otorgamiento de la concesión respectiva y el hecho de comprobarlo ante la autoridad laboral es motivo suficiente para que dicho emplazamiento sea archivado y no proceda.

Facturación

Algunas organizaciones Sindicales facturan con empresas “prestadas” y de dudosa procedencia , cuando usted contrata a un grupo de documentación irregular estas empresas NO pagan su carga social y ésta carga social derivada del monto facturado, le reportara un cargo en contra por pago de Seguro Social, este pago nunca es realizado por la empresa que le factura la excavación, acarreo y/o venta de material que ejecutó los trabajos y fue usada por el “sindicato” y desde luego acaba derivando auditorias y conflictos fiscales, les sugerimos privilegien la facturación electrónica EXCLUSIVAMENTE con el sindicato, también les insistimos en que cualquier pago que ustedes hagan a la organización sindical con la que tengan relación sea con cheque nominativo y con la leyenda de cobro para abono en cuenta de beneficiario, pero preferentemente por transferencia electrónica.

Mucho aún queda por mejorar nuestros procedimientos, y nuestro compromiso es con México, sin embargo es también muy importante que ustedes nos ayuden no permitiendo los abusos que algunas organizaciones hacen y en su caso denunciando a quienes lo intenten.





p1

LA SEGURIDAD OCUPACIONAL EN MÉXICO

Algunas perspectivas y realidades
Por  Jose A. Arias
Es evidente que el día de hoy las personas que estamos aquí, contamos con la experiencia y estamos absolutamente convencidos de la necesidad de la seguridad, tanto desde el punto de vista de ser socialmente responsables, como el económico/productivo, es por eso que deseamos encaminar esta plática exponiendo algunos puntos de vista poco comentados y proponiendo algunas soluciones que puedan ser aportaciones no convencionales e interesantes a la seguridad en torno de la industria de la construcción en México.

Una de las principales preocupaciones en la industria de la construcción a nivel mundial es la seguridad, sin embargo esta preocupación no se traduce en situaciones prácticas que permiten ejercer la misma de una manera plena, especialmente en países en vías de desarrollo.



El caso Mexicano no es la excepción, pues aunque cuenta con altos estándares de seguridad en cuanto a las leyes que se emiten y los reglamentos derivados de los mismos, la seguridad sigue siendo una grave carencia en términos absoluto.
La realidad es muy distinta y consideramos pertinente señalar tres puntos básicos que influyen en la seguridad en México la primera es:
I. Falta de instrumentos efectivos para el cumplimento de la legislación Factor exógeno)

II. Ignorancia y condiciones de los procedimientos y consecuencias de la seguridad y factores de trabajo y personales (factor endógeno)

III. Exceso de confianza o el factor de optimismo pleno (o el síndrome de a mi no me pasa nada)



I.          Falta de cumplimento en la legislación

Las Normas, reglamentos y leyes no son reforzados desgraciadamente por diversas variables pues no existe un sistema coercitivo y de supervisión adecuada a las necesidades de nuestra realidad, analicémosla.

La primera variable es: 

a) La carencia de personal suficiente en las instancias Federales y locales encargadas de la Inspección de las condiciones de trabajo, evidentemente existe personal de alto nivel pero este es minúsculo en comparación con las necesidades de un país que su último censo ubica con 109 millones de personas que traducido a números de la Industria de la construcción; el personal ocupado que cifras extraoficiales ubicaron hasta en un 11.5% (a diferencia del oficial de 8,35%)

En el caso de la Dirección General de Inspección Federal del Trabajo, Dirección dependiente de la STPS, el  Presupuesto de egresos de la Federación para el año 2010 será de tan sólo para esta dirección de $30 millones de pesos (1) (menor en más de 20% comparada con el año anterior), es decir, una cantidad equivalente a 50¢ anuales  por trabajador,  esto en euros es el equivalente a 0.0273€ aproximadamente, es por lo tanto evidente que hay una política de desinterés en la seguridad en los tiempos actuales y de poca previsión.


Fuente Centro de estudios de Finanzas Públicas “Proyecto de presupuesto de Egresos de la Federación 2010 recursos asignados al Ramo 14 STPS LX legislatura renglón.



b) La segunda variable es la falta de obligatoriedad en su ejercicio de parte de los concursos de obra.

La gran mayoría de los concursos de obra pública no observan un porcentaje del monto de obra dedicado a la seguridad, esto da como resultado que la inversión en este rubro sea nula en la mayor parte de las constructoras y de las obras y aquí surge la pregunta ¿Cómo podemos gastar en seguridad si otras empresas en competencia por los mismos concursos se ahorran estas partidas?


II. Ignorancia y condiciones de los procedimientos y consecuencias de la seguridad y factores de trabajo y personales (factor endógeno)
Consideramos 4 renglones como los significativos dentro de los procedimientos.

a) Factores Individuales o personales

b) Factores de trabajo

c) Actos inseguros

   d) Condiciones inseguras 
Factores Individuales o personales

I. Falta de capacitación para desarrollar el trabajo que se tiene asignado.


II. Falta de motivación o motivación inadecuada.


III.Intentar ahorrar tiempo o esfuerzo y/o evitar incomodidades.

IV. Lograr la atención de los demás, expresar hostilidad.

V. Existencia de problemas o defectos físicos o mentales en el trabajador



Factores de trabajo

  • Falta de normas de trabajo o normas de trabajo inadecuadas.
  • Diseño o mantenimiento inadecuado de las máquinas y equipos.
  • Hábitos de trabajo incorrectos.
  • El uso y desgaste normal de equipos y herramientas.
  • Uso inadecuado o incorrecto de equipos, herramientas e instalaciones de trabajo.

Trabajar en condiciones inseguras  


Actos inseguros

  • Realizar trabajos para los que no se está debidamente autorizado.
  • Trabajar en condiciones inseguras o a velocidades excesivas.
  • No dar aviso de las condiciones de peligro que se observen, o no señalizadas.
  • Personal ajeno a la obra
  • No utilizar, o anular, los dispositivos de seguridad con que va equipadas las máquinas o instalaciones.
  • Utilizar herramientas o equipos defectuosos o en mal estado.
  • No usar las prendas de protección individual establecidas o usar prendas inadecuadas.
  • Gastar bromas durante el trabajo.
  • Reparar máquinas o instalaciones de forma provisional.
  • Realizar reparaciones para las que no se está autorizado.
  • Adoptar posturas incorrectas durante el trabajo, sobre todo cuando se manejan cargas manualmente.
  • Usar ropa de trabajo inadecuada 
    (con cinturones o partes colgantes o desgarrones, demasiado holgada, con manchas de grasa, etc.).
    Usar anillos, pulseras, collares, medallas, etc. cuando se trabaja con máquinas con elementos móviles
  • Utilizar cables, cadenas, cuerdas, eslingas y aparejos de elevación, en mal estado de conservación.
  • Sobrepasar la capacidad de carga de los aparatos elevadores o de los vehículos industriales.
  • Colocarse debajo de cargas suspendidas.
  • Introducirse en fosos, cubas o espacios cerrados, sin tomar las debidas precauciones.
  • Transportar personas en los carros o carretillas industriales.



No usar las prendas de protección individual establecidas.


Condiciones inseguras

  • Falta de protecciones y resguardos en las máquinas e instalaciones.
  • Protecciones y resguardos inadecuados.
  • Falta de sistema de aviso, de alarma, o de llamada de atención.
  • Falta de orden y limpieza en los lugares de trabajo.
  • Escasez de espacio para trabajar y almacenar materiales.
  • Almacenamiento incorrecto de materiales, apilamientos desordenados, bultos depositados en los pasillos, amontonamientos que obstruyen las salidas de emergencia, etc.
  • Niveles de ruido excesivos.
  • Iluminación inadecuada (falta de luz, lámparas que deslumbran ...).
  • Falta de señalización de puntos o zonas de peligro.
  • Existencia de materiales combustibles o inflamables, cerca de focos de calor.
  • Huecos, pozos, zanjas, sin proteger ni señalizar, que presentan riesgo de caída.
  • Pisos en mal estado; irregulares, resbaladizos, desconchados.
  • Falta de barandillas y rodapiés en las plataformas y andamios.


I. Exceso de confianza o el factor de optimismo pleno (o el síndrome de a mi no me pasa nada)
Este punto está íntimamente asociado a la sociología particular de cada país, sin embargo el optimismo aunado a la falta de recursos del trabajador lo lleva a cometer una serie de irregularidades que en muchas ocasiones acaban provocando accidentes y pérdidas materiales.
  Este exceso de confianza puede ser exitosamente combatido con una educación  adecuada a la construcción y a la relación que guarda íntimamente la rotación semanal del personal de obra.

Proponemos al Grupo Acciona la edición de un video con las practicas de seguridad más comunes y que muestre las consecuencias de los comportamientos inseguros  así mismo proponemos que el  video que desarrollaran fuera requisito indispensable para ser contratado el haber tomado dicha inducción,  las ventajas son evidentes entre ellas consideramos: 
  Repetición uniforme y constante de los lineamientos de seguridad implementados por la empresa en centros de trabajo
Muy bajo costo solo requerirá de un equipo de reproducción y una TV o en su caso de una  computadora conectada a la red  para mostrar dicho video
Posibilidad de regionalizar las practicas de seguridad dependiendo de la zona o del tipo de construcción
Insertar a la intranet dicho video y potenciar este proyecto convirtiéndolo de regional a universal solo con seleccionar las condiciones de cada país y así proveer una herramienta mas por medio del internet a las diferentes oficinas encargadas de la materia en el mundo.




 

p1

TLAQUILPA

Notas de Nuestros Orígenes

Tlahquilpan.

Tlahquil-pan. - Tlaquilpa.

Un instrumento de albañil con una agarradera para tomarlo, llamado tlahquilqui, que tiene las acepciones de bruñidor, encalador ó albañil, forma el jeroglífico, que por abreviatura carece del fonético pa ó pan; "en donde hay albañiles," significa la palabra.

En el Museo Nacional existe un tlahquilqui ó bruñidor de la misma forma que el jeroglífico.

p1

LAS VERGÜENZAS DE LA COMISIÓN

    Texto de editorial aparecida en Enero del 2012

De nuevo la comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI) y todas las partes que lo conforman han perpetrado la burla anunciada y han incrementado el salario mínimo en 4.1% (cuatro dolares con ochenta centavos diarios) con el patrocinio oficial de la Secretaria del Trabajo.

Es evidente que un incremento mayor al 8% desestabilizaría la economía, pero aunque existe una conciencia total de que los salarios son infrahumanos, la pomposa, inútil y ridícula Comisión, ha decidido seguir existiendo y por consecuencia mantienen los sueldos de sus funcionarios internos y por otra parte la plataforma que significa, políticamente el pertenecer a tan “gloriosa institución” y continuar mofándose de los Mexicanos, sacando la consabida tajada del presupuesto.

Es evidente que el aumento de un mes a otro, de un 180%, que según cálculos de diversos analistas, es el monto de lo rezagado de los mínimos, provocaría inimaginables consecuencias en las finanzas del país. Pero nos preguntamos ¿acaso no seria mas factible por ejemplo que en un año se ajustaran los mismos en una escala programada para tratar de alcanzar la meta de tener un sueldo mínimo real en un periodo de digamos 6 a 10 años?.

La tendencia que predomina cada día más alrededor del mundo desde China, tradicional país con salarios bajos hasta Bolivia, es la de aumentar el salario, con la logica de que siendo este el motor basico a final de cuentas de la economía de un país, y en especial en paises como el nuestro donde la exportacion solo beneficia al Gobierno y a los grades empresarios.

La ¨Comision plantea en el ultimo comunicado de Diciembre que su objetivo es apoyar la supervivencia y creación de micro, pequeñas y medianas empresas, que son las mayores generadoras de empleo en el país, elemento fundamental para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores y sus familias.¨

Manifestando también de manera indignante y penosa su determinación de que se continúe el próximo año, revisando los salarios contractuales en la más amplia libertad de las partes, dentro de las condiciones específicas de cada empresa, tomando en cuenta su productividad, competitividad y la imperiosa necesidad de generar empleos productivos, de manera que el incremento que se determinó a los salarios mínimos, no sea la base ni el límite para las revisiones contractuales, sino que se considere la capacidad económica de cada empleador, su subsistencia y la necesaria reinversión del capital.

Pero al final de tanta palabreria dejen en una espantosa orfandad de Gobierno, a todas las familias empleadas pues no cuentan con un a organismo que verdaderamente vele por su interes y determine un mínimo constitucional, pues como siempre la tan mencionada Comisión sólo viola anualmente el espíritu de la Ley, no soportando un salario digno que es obligación y garantía de todo mexicano.

Lo que digan los señores comisionados por adelantado les decimos…. son vergüenzas…

p1

SALARIOS DE HAMBRE

Artículo aparecido en la Jornada del 26 de Enero del 2013

  Por: Arturo Alcalde Justiniani



Hace sólo un mes, el gobierno federal, por la vía de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, decretó un incremento de 3.9 por ciento a los salarios mínimos generales, que significa 2.43 pesos diarios. De nada sirvieron las promesas de campaña ni los compromisos de mejorar la calidad de vida de la población. Tampoco fueron tomadas en cuenta las insistentes recomendaciones de organismos y especialistas en la materia, que han venido planteando la importancia de mejorar el renglón salarial como un elemento clave para fortalecer el mercado interno y reducir los niveles de desigualdad y pobreza.

Al fijarse estas percepciones se repitió la vieja excusa de que no tienen carácter representativo frente al resto de los sueldos, que muy pocos trabajadores del país lo reciben y que sólo han servido para la fijación de multas o para lograr el cumplimiento de otras obligaciones. Los datos señalan lo contrario: la mitad de la población gana menos de dos y medio salarios mínimos, esto es, menos de 161.90 pesos diarios. Incluso, si tomamos como referente los mínimos profesionales, sus montos son francamente ridículos; el más alto, que corresponde a la categoría de reportero, es de 194 pesos al día; técnico de trabajo social, 106 pesos; un cajero, 83.70, y una recamarera de hotel gana 81.86

La asignación del mínimo informa y determina en buena medida al resto de los sueldos y define el tope salarial oficial. Ello quedó demostrado con el incremento a las percepciones del personal administrativo de la Universidad Nacional Autónoma de México, que entró en vigor días antes al salario mínimo. Ambos quedaron en 3.9 por ciento.

El aumento en los salarios mínimos busca reflejarse en los llamados sueldos contractuales, producto de las negociaciones de los contratos colectivos de trabajo. En otros países estos procesos de concertación constituyen una fuente de equilibrio y mejora en el sector de los trabajadores organizados, que permite vincularlos con los incrementos a la productividad en las distintas ramas de industria. En México son muy pocos los empleados que tienen auténticas negociaciones contractuales, porque es muy difícil contar con un sindicato democrático; lo común es que los salarios no se revisen, ya que los trabajadores están atrapados en los contratos colectivos de protección patronal. Por ello existe un vínculo entre el déficit de democracia sindical y los bajos salarios.

El promedio de incremento contractual reportado durante 2012, según datos aportados por la propia Secretaría del Trabajo y Previsión Social, fue de 4.46 por ciento; este dato habría que tomarlo con pinzas, ya que existe la práctica de alterar la propia estadística oficial con el propósito de mantener la política de topes salariales; en el caso de algunas negociaciones que exceden este tope se les llega a omitir su registro para evitar que se altere la estadística deseable.

El dato real que vive y constata la gente todos los días es que con un salario mínimo apenas alcanza para adquirir cuatro litros de leche o cinco kilos de tortillas, y no es suficiente siquiera para comprar un kilo de carne de res. El incremento de precios que se confirma en los mercados donde la mayoría de la población compra sus productos nada tiene que ver con los datos oficiales. Se afirma que la inflación oficial en 2012 fue de 3.57 por ciento. Sin embargo, esta información contrasta con el hecho de que los alimentos crecieron en los últimos cuatro años arriba de 28 por ciento, y por lo que se refiere a la canasta básica, supera el 30. Por ello, cada vez hay más estudios que coinciden en que un sueldo suficiente para cubrir necesidades básicas debería ubicarse en el orden de ocho salarios mínimos.

En este entorno de contradicción y simulaciones, las revisiones salariales y contractuales –que se concentran básicamente en los dos primeros meses del año– son fuente de frustración y encono, molestia que se verá agravada semanas después, cuando a la mayoría de los trabajadores se les niegue la prestación del reparto de utilidades; buena parte de las empresas acuden al fraude de la subcontratación generalizada encubriéndose en la figura jurídica de empresas de servicios, que supuestamente subcontratan a la totalidad del personal y con ello eluden el pago de esta prestación. Está por verse en qué momento el gobierno hará valer la nueva Ley Federal del Trabajo, que prohíbe expresamente esta megasubcontratación. La obligación gubernamental será llevar a cabo por lo pronto inspecciones en las empresas que acuden a la subcontratación, para confirmar si respetan o no las nuevas disposiciones legales.

Resulta inexplicable que la política salarial y la democracia gremial, que actúan como factores complementarios, no hayan sido consideradas en el llamado Pacto por México. Por lo visto, continuará vigente la tesis de que primero hay que hacer crecer el pastel antes que repartirlo, razonamiento que ha prevalecido en las últimas décadas y que está atrapado en una visión de una política económica que apuesta todo a la exportación, la llegada de capitales no controlados, la explotación de recursos naturales y, desde luego, el sometimiento laboral y la restricción salarial. El producto de este modelo son precisamente los salarios de hambre que existen en México y que son motivo de vergüenza internacional.

Habría que aprender de otros países, como Brasil, que arrancaron sus campañas contra el hambre con una mejora salarial sustantiva, que permitió a los trabajadores cubrir un mínimo de necesidades básicas. Por lo visto, en México las cosas se ven diferentes por los que están arriba porque, sin duda, la realidad se vive y se ve muy diferente desde abajo.

p1

NAPO -CAPITULO TRABAJANDO JUNTOS-


"Trabajando juntos" aborda dos cuestiones: la cultura de la prevención y el comportamiento. Se hace hincapié en que, trabajando juntos, los gerentes y los empleados pueden crear un lugar de trabajo más seguro, saludable y productivo basado en un enfoque de colaboración para mejorar la cultura de seguridad - "la forma en que hacemos las cosas aquí" - la forma en que se gestiona la seguridad en el lugar de trabajo.

Los gerentes son líderes eficaces que deben demostrar su compromiso con sus acciones. Dan reconocimiento cuando las cosas se hacen bien y son decisivos si las cosas van mal. La participación de los trabajadores es un proceso de doble vía, donde los gerentes y los empleados hablan entre sí, escuchan las preocupaciones, resuelven problemas y comparten puntos de vista e información.

video video video video 

p1

OFICIO DIRIGIDO AL SECRETARIO DEL TRABAJO Y PREVISION SOCIAL, SOLICITANDO SU APOYO PARA ENVIAR A TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCION A CANADA


México D.F., a 21 Enero de 2013
Oficio No. 003/21/01/13


Lic. Alfonso Navarrete Prida
Secretario del Trabajo y Previsión Social

Estimado Lic. Navarrete

Nos dirigimos a su gentil atención para pedir su apoyo en el siguiente asunto.

Debido a la creciente inactividad de trabajadores de la construcción y a las políticas que el presidente Barack Obama ha impuesto en su país, obligando al desempleo o repatriación a miles de mexicanos, es que hemos comenzado a buscar nuevas fuentes de trabajo para nuestros asociados. En esta búsqueda hemos encontrado una posibilidad que con voluntad política puede ser salvada y a continuación nos explicamos.

Recientemente mantuvimos platicas junto con uno de nuestros asesores externos de trabajo, la Sra. Abigail Fulton, Vice Presidenta de la Asociación de Constructores de la Columbia Británica radicada en la Ciudad de Victoria, Canadá.
Ella nos ha expresado, la necesidad urgente que sus asociados tienen en este país de trabajadores certificados o especializados, en una amplia gama de la construcción, sus plazas rebasan ya las 20 mil vacantes y esto tan sólo en la provincia de B.C. para el presente año.

Como usted comprenderá, esta es una oportunidad que países mucho más alejados, tanto culturalmente como geográficamente están aprovechando y consideramos que nosotros podemos ofrecer mano de obra que puede proporcionar a nuestros compatriotas, una posibilidad de poner comida en sus mesas y darles también nuevos conocimientos, que a la larga resultarán provechosos en la industria de construcción, especialmente en el área energética en nuestro país.

Sin embargo Canadá requiere ciertas certificaciones, la mínima indispensable es el idioma inglés, pero hemos podido constatar que algunos países como China y Filipinas con el apoyo de sus ministros del trabajo han podido obviar este requisito, incluso en el caso de China, han logrado visas de migración temporal hasta por diez años, usando formulas tales como capacitar a los jefes de cuadrillas en el idioma y dándoles cursos de preparación e inducción. Por ello consideramos que es el momento de que podamos ayudar a los trabajadores de las diversas ramas de la construcción.
La Secretaría pudiera cabildear con su contra parte Canadiense y así poder dar un impulso al trabajo en esta área. Nosotros desde luego, estamos en la mejor disposición de apoyar en lo que la STPS requiera para poder contribuir a que trabajadores de la construcción puedan ejecutar obra y trabajar en Canadá, pues se ofrecen sueldos y beneficios de seguridad social de excepcional nivel.

También quisiéramos hacer notar, que hay una gran fuente de recursos laborales para nuestros connacionales en Estados Unidos que en la actualidad se encuentran sin papeles, para ellos esta sería una gran oportunidad; existe la ventaja de que conocen el idioma y muchos de ellos ya se encuentran más que calificados  para los trabajos requeridos.

Sin embargo en el caso particular de estos trabajadores, no hay manera de avalar su certificación y traslado de Estados Unidos, por eso requerimos sean utilizada la vía diplomática, la fuerza y conocimiento de la Secretaría que está bajo su cargo. 
Consideramos y quedamos a la espera de que la Secretaría pueda verse interesada en nuestras propuestas y desde luego, le reiteramos el compromiso de apoyar cualquier procedimiento que pueda redundar en el beneficio de los trabajadores de nuestro gremio.

Quedamos al pendiente de sus indicaciones.


Atentamente


José Armando Arias de la Cruz
Secretario General


C.c.p.

José Antonio Meade Kuribreña
Secretario de relaciones exteriores

Lic. Elisa Soriano Rosas
Directora de Movilidad Laboral
de la STPS

F Abigail Fulton
Vice President
British Columbia
Construction Association

Lic. Flora Patricia Martínez Cranss  
Subsecretaria de Empleo y Productividad Laboral  

Profesora Luz Argelia Paniagua Figueroa
Directora General de Capacitación

Lic. José Luis Stein Velasco
Unidad de asuntos Internacionales

Archivo

p1

LAS AVENTURAS DE NAPO

La serie de películas de Napo está producida en infografía. En ellas aparecen personajes del mundo del trabajo, que tienen que lidiar con cuestiones de seguridad. El personaje principal, Napo, y sus compañeros se expresan sin palabras. Sus historias tienen un valor educativo. Provocan preguntas y estimulan el debate en torno a aspectos específicos de la seguridad en el trabajo. A veces ofrecen soluciones prácticas o ayudan a encontrarlas. Es en esta mezcla de educación, neutralidad cultural y humor en estilo de animación donde reside la identidad a la serie «Napo». Napo es un personaje simpático pero descuidado. Su lenguaje universal hace que las películas sean aptas para todo el mundo. Las escenas son independientes entre sí, y pueden utilizarse como una película o de forma individual.

NAPO Y LA SEGURIDAD EN LA OBRA
Napo trabaja en una obra de construcción y en la película se muestran algunos de los peligros y riesgos más habituales. Como trabajador, Napo afronta numerosas situaciones de peligro pero consigue salvar estos trances. La película está pensada para trabajadores de la construcción, pero es apta para todos los sectores y todos los niveles de trabajadores, especialmente jóvenes en formación o en prácticas. Se trata de concienciar sobre los riesgos más frecuentes en las obras y de dar oportunidad de reflexionar sobre las medidas preventivas adaptadas a cada situación. En la introducción se muestran diferentes personajes, Napo de obrero, un compañero, el jefe y el arquitecto. En siete historias cortas se muestran diferentes situaciones de riesgo. Anticaídas, caídas desde alturas, carrera de obstáculos, dolor de espalda, organización de rutas de transporte, higiene y seguridad del lugar.



video

p1

ALBAÑILES DE LA VIDA

-->
Albañil que trabajas sin prisa
levantando tantas paredes,
con cemento fresco la vida frisas
y así lo haces cada vez que puedes.

Buscas la perfección en el nivel
evitando molestas inclinaciones
con pala, martillo y cincel
cumples feliz tus obligaciones.

Levantas desde la propia fundación
edificaciones que se alzan al cielo
exponiendo tu vida en cada ocasión
subido al andamio de tus sueños.

Albañil que vives construyendo
para ti la vida tiene más valor
hiciste los nidos donde están viviendo
aquellos que compraron tu sudor.

Te he visto señor albañil
montado en tu andamio magistral
pintando el cielo de color añil
y salpicando nubes con cemento y cal.

Tus manos fieles y hacendosas
levantan paredes y hacen pisos
por eso están ásperas y callosas
haciendo del hogar un paraíso.

Te he visto amigo albañil
pegando uno a uno tus ladrillos,
uniendo penas a tu sufrir
como cadena de eterno castigo.

Yo aplaudo el noble oficio
que acompaña tu don de servir,
son innumerables los sacrificios
que sufres con tu vida de albañil.

Solo te pido por lo que más quieras
que construyas con piedras y cabillas
un mundo hecho a tu manera
donde puedas vivir con tu familia.

Que las bases sólidas de tu esfuerzo
dejado en cada construcción,
tengan la resistencia del concreto
para llevar alegría a tu corazón.

Alejandro Díaz Valero

p1